“Caerse está permitido, levantarse es obligatorio”
Anónimo.

Hoy vamos a hablar de una patología que la mayoría de nosotros conocemos, la epilepsia.
La epilepsia es una de las patologías que la sociedad conoce de su propia mano ya que la mayoría de nosotros tenemos contacto con alguien que la padece, bien sea un compañero de clase, un familiar o incluso nosotros mismos.
Aun con todo esto, el campo de información al que podemos acceder sobre ella es enorme y muchas veces teniendo tanta información, y tan diversa, no sabemos muy bien en que consiste. De hecho, en este mismo blog hemos tratado este tema con anterioridad, para informaros de una interesante guía destinada a personas con discapacidad intelectual.

¿Qué es la epilepsia?

La epilepsia es un conjunto de síndromes causados por daños diversos en el encéfalo que pueden dar lugar a síntomas diferentes, es decir, la epilepsia, al igual que la mayoría de las patologías, se manifiesta de una manera o de otra dependiendo de la persona que la padezca.
Aun con todo esto, la epilepsia tiene un síntoma que, por norma general, comparten todas las personas que la padecen y estas son las crisis epilépticas. Las crisis epilépticas están caracterizadas por una especie de descarga eléctrica cerebral en el que la persona tras recibirla pierde el conocimiento, suele desplomarse y a continuación morderse la lengua y comenzar a realizar movimiento rítmicos al mismo tiempo que realiza una especie de convulsiones.
Si habéis leído las anteriores entradas del blog sobre patologías como el TEA o el Síndrome de Down, ya sabéis que una de las cosas que más se investiga en ellas es la causa por la cual aparecen y en la epilepsia no iba a ser menos. En cuanto al motivo de aparición de esta se habla de dos: una lesión cerebral o la aparición de un trastorno que afecte al cerebro y haga que aparezca la epilepsia secundariamente. Es este último caso el que nos engloba más a nosotros dentro de la asociación, puesto que las personas con discapacidad intelectual suelen presentar en algunos casos epilepsia, aunque no se sepa con total certeza en la actualidad el motivo por el cual esto sucede.
Otra de las grandes dudas que se crea entorno a esta patología nace ante la posibilidad de que se hereditaria. En cuanto a esta cuestión en la actualidad se sabe que laepilepsia
causada por daño cerebral no es hereditaria y la que es motivada por otro síndrome asociado si puede serlo si dicho síndrome lo es. Por otra parte si sabe que hay predisposición a sufrir epilepsia en caso de madres que ingieren alcohol durante el embarazo o incluso en presencia de entornos que causen estrés en el feto.
En cuanto al tratamiento es principalmente farmacológico para evitar las convulsiones y después rehabilitador, siendo en el caso de los problemas del habla el pronóstico muy favorable.

Pero ¿y la epilepsia en logopedia?

Principalmente estas personas presentan alteraciones en el habla y la voz. En cuanto al habla es frecuente que presenten disartrias (problemas en la articulación de fonemas por daño en los órganos de la articulación) afasias que van desde dificultad en encontrar palabras hasta un mutismo absoluto (ausencia total del habla) y menos frecuentemente tartamudez. En cuanto a la voz es frecuente que esta sea uniforme, perseverante y un poco lenta. Suelen presentar también problemas en cuanto al aprendizaje, sobre todo en edad escolar, pero múltiples autores dicen que tanto esto como los trastornos de la voz son por motivo de la medicación que suelen recibir.

Alba Pérez Paz
Estudiante de Grado en Logopedia

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aviso de cookies