La ley de dependencia: los grados de dependencia

La conocida Ley de Dependencia supuso una nueva forma de ver a un colectivo de personas que por uno u otro motivo (edad avanzada, enfermedad, discapacidad…) tenían limitada su autonomía en las actividades de la vida diaria. Con la Ley se pretendía crear un nuevo sistema de valoración, seguimiento y atención a estas personas. En este post nos centraremos en los grados de dependencia.

La Ley de Dependencia puso en marcha una nueva forma de valorar las limitaciones en la autonomía de las personas, sirviéndose para ello de una serie de items a través de los cuales se valora la capacidad para llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria. En las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental se tienen en cuenta las necesidades de apoyo y supervisión, ya que a pesar de no existir en muchos casos limitación física, nos encontramos con otras dificultades importantes (p.ej. una persona que se desplaza por su propio pie, pero no sabe orientarse, y por lo tanto no puede moverse de una a otra estancia de la casa si no es acompañada)

Esta valoración se realiza por distintos profesionales, y tras pasar el baremo apropiado (general, personas con discapacidad o niños de 0 a 3 años), nos encontramos con un resultado que determinará el grado de dependencia (anteriormente había grados y niveles) en la actualidad sólo se diferencian tres grados:

  1. Grado I: Dependencia Moderada. La persona necesita ayuda para realizar VARIAS actividades básicas de la vida diaria, al menos UNA VEZ al día o tiene necesidades de apoyo INTERMITENTE o LIMITADO para su autonomía personal.
  2. Grado II: Dependencia Severa. La persona necesita ayuda para realizar VARIAS actividades de la vida diaria DOS o TRES veces al día, pero NO requiere del APOYO PERMANENTE de un cuidador/a o tiene necesidades de APOYO EXTENSO para su autonomía personal.
  3. Grado III: Gran Dependencia. La persona necesita ayuda para realizar diversas actividades básicas de la vida diaria VARIAS VECES al día, cuando precisa APOYO INDISPENSABLE y CONTINUO de otra persona o tiene necesidades de APOYO GENERALIZADO para su autonomía personal.
Grados Ley Dependencia

Grados Ley Dependencia

Si deseas tener una referencia sobre cómo se valora la dependencia, puedes hacer una simulación sencilla en la web inforesidencias. Las valoraciones están realizadas por profesionales con formación específica tanto en dependencia como en el baremo, por lo que esto solo es una simulación.

Puedes acceder a la normativa estatal sobre dependencia si deseas ampliar esta información en la web del imserso

En esta misma web (dependencia.imserso.es) puedes encontrar amplia información sobre el SAAD (Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia).

 

Share →

One Response to La Ley de Dependencia: los grados de dependencia

  1. […] pertinente y pasar una serie de baremos. Terminado este proceso se emitirá una resolución con el grado de dependencia y se elaborará el Programa Individual de Atención (PIA), donde se especificará a qué […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aviso de cookies