En esta entrada queremos hablaros de un concepto del que quizás hayáis oído hablar, ya que, por suerte, cada vez más se da importancia a la accesibilidad, no solo física, sino también cognitiva, la “lectura fácil”. Aunque estas palabras ya son de por sí muy significativas, queremos ofreceros aquí una definición un poco más amplia, así como webs y recursos interesantes sobre este tema.

¿Qué es la lectura fácil?

La lectura fácil es una forma de adaptar la información escrita para que esta sea leída y comprendida por personas con discapacidad intelectual. Puede hacer referencia tanto a libros como a documentos legales, textos informativos, páginas web… En cualquier lugar donde exista información escrita es posible hacer esta adaptación.

Para que un texto esté “oficialmente” en lectura fácil tiene que seguir unas directrices internacionales y europeas en cuanto al lenguaje, contenido y forma.

¿A quién se dirigen los materiales en lectura fácil?

Los documentos en lectura fácil se dirigen a cualquier persona que tenga dificultades para comprender un texto escrito, y esto abarca desde a personas con discapacidad intelectual, inmigrantes, personas con escolarización deficiente, personas mayores…

Existe un gran número de personas que pueden beneficiarse de este tipo de lectura, en porcentaje, se llega a hablar de más del 30 % de la población. Si nos paramos a pensar, en estos tiempos que corren, estos documentos pueden ser incluso útiles para cualquier persona, ya que se centran en lo importante, dan la información básica, exigiendo menos tiempo y menos recursos intelectuales para comprender la información. Un texto legal en lectura fácil podría ser útil para muchas personas, por ejemplo.

Lectura fácil

¿Cómo se escribe un libro en lectura fácil?

Para escribir un libro en lectura fácil es necesario seguir unas directrices, las principales serían:

  • Usar frases cortas
  • Evitar frases en negativa
  • No utilizar metáforas o comparaciones que puedan resultar confusas
  • Cada frase debe transmitir un mensaje o idea.

Existen en la red distintos documentos en los que se puede encontrar información para escribir en lectura fácil, como las directrices para materiales de lectura fácil de la IFLA, los métodos de redacción y evaluación de Óscar García Muñoz. Además, si realmente te interesa el tema, puedes hacer el “Curso de elaboración de textos en lectura fácil” De Plena Inclusión Madrid (aunque la convocatoria esté cerrada puedes ponerte en contacto con ellos, porque suelen impartirlo cada cierto tiempo)

El Quijote en lectura fácil

¿Dónde puedo encontrar libros en lectura fácil?

Cada vez existe más sensibilidad por estos temas, por lo que nos vamos encontrando con más documentos en lectura fácil, abarcando información de todo tipo, desde la Constitución Europea hasta guías de diferentes tipos, como la que ya os hemos mostrado sobre la epilepsia, temas legales, en formato papel y web, así como libros tan conocidos como El Quijote.

Para más información sobre lectura fácil podéis consultar la web lecturafacil.net, en ella podéis encontrar interesantes recursos, libros y mucha más información.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aviso de cookies